Migration image

El Papa Francisco ha dicho: "Dios es nuestra paz: pidámosle que nos ayude a construirla cada día".

La violencia y el conflicto son algunas de las principales causas de la migración forzada y el desplazamiento global.

En un tiempo de gran necesidad, es fundamental que los Estados Unidos siga siendo un líder mundial no sólo apoyando a nuestra familia humana que sufre en todo el mundo, sino también trabajando para prevenir el conflicto y la violencia que causan tanto sufrimiento.

Tú puedes liderar el camino hacia  una solución.

¿Cómo? Pidiéndole a tus senadores que apoyen la Ley de Fragilidad Global.

La fragilidad, el conflicto y la violencia son problemas multidimensionales y requiren una solución completa.

La Ley de Fragilidad Global ayuda a los Estados Unidos a implementar una estrategia para prevenir el conflicto violento a través de la coordinación de actividades en países prioritarios y el fortalecimiento de las capacidades de los gobiernos locales para abordar, desde la raíz, el origen de los conflictos. 
 
¡Tu voz hace la diferencia! Envía un mensaje a tus senadores hoy para que la causa por la paz avance.