Voluntarios en un cruce fronterizo en Polonia preparan comida para las personas que han huido de Ucrania buscando seguiridad y refugio.
Voluntarios en un cruce fronterizo en Polonia preparan comida para las personas que han huido de Ucrania buscando seguiridad y refugio. Foto cortesía de Philipp Spalek/Caritas Alemania.

La guerra en Ucrania y las interrupciones en la cadena de suministros, sumados a los efectos de la pandemia del COVID-19 y a los impactos del cambio climático, han puesto al mundo al borde de una grave crisis de hambre cuyo impacto será aún mayor en los refugiados y a las comunidades pobres.

Hay soluciones para erradicar esta injusticia y, como discípulos misioneros, estamos llamados a ser parte de la solución. ¡Este es el momento de actuar!

Tu generosidad nos ayuda a seguir proporcionando alimentos y acceso a servicios básicos, y a implementar proyectos innovadores que ayuden a que nadie en el mundo vuelva a pasar hambre.

Trabajemos unidos por un mundo donde todas las familias y comunidades tengan acceso a alimentos nutritivos para desarrollarse plenamente. 

Responde a este llamado y haz una donación hoy mismo.