Hombre de Nepal
Un hombre recibe la vacuna contra el COVID-19 en un centro de salud de Nepal. Catholic Relief Services está proporcionando ayuda como equipo de protección personal y suministros médicos para asistir a las comunidades vulnerables afectadas por el COVID-19.

Para acabar totalmente con la pandemia, debemos ponerle fin en todos los rincones del mundo. Pide al Congreso y la administración que apoye una distribución global equitativa de las vacunas del COVID-19.  

Las vacunas del COVID-19 han traído alivio y esperanza al mundo, pero la distribución desigual de éstas amenaza la salud y la seguridad económica mundial. El gobierno de los Estados Unidos ha prometido $4 billones (USD) para la campaña mundial de vacunas. Sin embargo, a principios de abril, 130 países que representan casi 2.5 millones de personas, aún no habían recibido su primera dosis. 

Estados Unidos debe ayudar a resolver estas desigualdades impulsando la repartición de las vacunas excedentes e invirtiendo en suministros, sistemas de salud y comunicaciones basadas en la fe que promuevan mensajes positivos para la aceptación de las vacunas. 

Es nuestra responsabilidad moral responder a las necesidades de nuestros hermanos, especialmente los más vulnerables al virus. ¡Haz llegar tu voz hoy mismo para proteger la salud y la seguridad de nuestra familia humana! 

**Sugerencia: ¡Para tener un mayor impacto, personaliza tu mensaje compartiendo quién eres y por qué te interesa este tema!